Me fascina la magia de lo abstracto. Lo que és si querés y sino és otra cosa…

Seguidores

♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

domingo, 11 de octubre de 2009

Ojala no me importaras

No mereces que te escriba,
¡que fastidio que sirvas de musa!
ojala me gustaras menos
y diera lo mismo si llamaras,
si te fueras o quedaras…
Ojala no hubiera hecho planes contigo
así no esperaría tanto ese maldito mensaje
que tardas tanto en enviar.
Ojala no sea tarde luego…

Cuando estamos juntos todo es fantástico,
pasión y locura,
un estallido de cómplices sonrisas
y montones de emociones simultáneas,
todo es tan perfecto…
se inunda el ambiente alrededor,
¡explota en pura adrenalina!
pero es fugaz como una estrella de deseos
y eso no es lo malo,
lo malo es lo esporádico.

Ojala fueras esporádico también en mis pensamientos,
o permanente en el día a día,
da igual…
Lo que molesta es la diferencia,
la desigualdad de condiciones.
Eso que me hacer sentirme un poquito mendiga
siendo yo tan digna en la vida.

Maldito sea el poder que te da ese sublime encanto
que me tiene a maltraer.
No se porque Dios te ha concedido esa ventaja
y porque la utilizas tan mal.
¡Inescrupuloso!
¡ojala pudiera mandarte a cualquier sitio bien lejano!
No se si me molesta mas tu preciosidad
o mi debilidad…
me siento una tonta hipnotizada.

El deseo de verte se torna por momentos tan intenso
que domina por completo mi atención,
hasta que se vuelve insoportable el pensamiento
y necesito quitármelo de encima.
Quisiera arrancármelo y que se me pase la urgencia,
como quien renuncia a un trabajo pesado…
que bueno sería mirarte ajena, de lejos
y poder decirte con orgullo: ¡Hasta acá llegamos corazón!
ya no te necesito…
acude a otro sitio con esa hermosa pero tortuosa
manera de amar.

No me alcanza ni para empezar
la efímera magia que me das,
yo te necesito más frecuente,
no estampillado pero tampoco ausente.
Ojala no me importaran las presencias y las ausencias,
ese asunto ruin del tiempo y la frecuencia,
ojala pudiera disfrutarte siempre
con el don de la paciencia pero no…
seguiré así odiándote
en la misma proporción de mi deseo.
Te borraré tantas veces como pueda y te volverás
a dibujar aquí hasta tanto yo lo quiera.

11 comentarios:

caminante dijo...

Querida Pau:

Me gusta leerte de nuevo, pero me entristece el fondo de tu poema.

¡vamos!

Te borraré tantas veces como pueda y te volverás
a dibujar aquí hasta tanto yo lo quiera.


Confío en que no sea muy autobiográfico.

Un beso, amiga

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Lo leí y casi creí que era yo quien lo decía...

La nostalgia y tu poema... me reviven pasados que eran pero que aún son

Un abrazo y gracias por tu poema

Barbie, como él me llama dijo...

hola Pau... un gusto encontrate.. sabes... es tal cual mi alma kiere decir yno se atreve a esa persona q amo.. ojala no me importara tanto... has podido magicamente expresar una verdad...
te felicito amiga por tu lindo rinconcito para poder llegar a inspirarse con tus palabras... estaremos por aki seguidito con mis mariposas .. me encantas tus poemas..
besos enmielados.. pa ti..

delfin en libertad dijo...

Cuando esas esperas se hacen eternas y consume toda la paciencia, y tener la certeza de la necesidad de seguir amando aún en la desigualdad. El amor y sus caminos...Muy hermoso. Un abrazo.

Ramiro Valda dijo...

Tu siempre TU... la que encandila mi mirada con sus palabras... TU siempre intensa... TU te mereces algo permanente... valora la fugacidad ya que te hará comprender lo importante de lo que permanece. Gracias por tan bello poema.

Eliane dijo...

Paula, para mi ese poema es como mágico! Dice tantas cosas... Te felicito!
Besos

Ivan Ignacio dijo...

Un hermoso poema lleno de sentimientos, Paula.
Me gusto mucho.

Lisandro dijo...

Pau, amiga, cuanta fuerza esta poesia, te veo gritandola a los cuatro viento... me encantó... un abrazo... Tkm

Lisandro dijo...

Pau, amiga, cuanta fuerza esta poesia, te veo gritandola a los cuatro viento... me encantó... un abrazo... Tkm

Juan Carlos dijo...

Palabras cargadas de nostagia. La no correspondencia del afecto es dolorosa como una herida latente en la mirada esquiva del amor.

Juan Carlos.

Carla dijo...

Un poema triste, intenso.
Me gusto muchísimo Paula.