Me fascina la magia de lo abstracto. Lo que és si querés y sino és otra cosa…

Seguidores

♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

sábado, 1 de abril de 2017

Escucho el silencio


Cuando se acaba la discusión,
me quedo escuchando el silencio.
Ya nada puede decirse.
No tienen peso las palabras, 
se desgranan en letras calladas;
Como si toda la escena se tradujera en haches.
Observo la calma como un paisaje lúgubre
y la desazón de tu mirada
inunda la habitación
 de una maldita media luz sepia 
que me carcome el corazón.
No quiero mirarte porque me duele,
se me comprime el estómago.
Ningún sonido se reproduce en la atmósfera.

3 comentarios:

Marinel dijo...

Las discusiones son muchas veces absurdas y siempre dolorosas...los después acribillan el alma.
Besos.

RECOMENZAR dijo...

Cómo me gusta como sientes cuando escribes
besosssssssss

delfin en libertad dijo...

Me encanta la profunda, dolorosa y hermosa calma del poema, así como lo plasmas en cada verso. Abrazo grande!